La violencia escolar y sus formas en una escuela secundaria mixta

Simplemenu could not create the folder sites/default/files/css in order to save the dynamic CSS data.
Imagen: 

Minerva Xóchitl Cruz Chávez

Maestra en investigación educativa. Profesora-investigadora del Centro de Investigaciones Pedagógicas y Sociales (CIPS)

mcruz.sej@hotmail.com

Recepción: 15 de junio de 2012

Aceptación: 28 de junio 2012

Resumen

Texto descriptivo en el que se observa la dinámica interactiva entre los actores socio-escolares (alumnos y docentes) de una escuela secundaria mixta del oriente de Guadalajara, Jalisco. Se describe y clasifican las actitudes y conductas agresivas que se presentan dentro del plantel educativo, como manifestación de la violencia escolar. Se observan los gestos, mímica, habla y conversación, tono y timbre de voz, estilo lingüístico particular, contacto físico de los actores socio-escolares a partir de las herramientas y técnicas metodológicas como: la  observación directa a los alumnos del plantel, registro de diario de campo y entrevistas aplicadas a docentes y subdirector de la escuela. Como resultado se obtuvo la clasificación de la violencia escolar en: a) física, b) verbal, c) psicológica. Así como que la violencia escolar es una forma de expresarse cotidianamente, en donde la constante es dirigirse al otro con ofensas, palabras altisonantes, sin embargo se considera que la violencia es moderada, como una forma aprendida para resolver conflictos.

Palabras clave: Violencia escolar, educación secundaria.

Abstract

In this descriptive text it is observed the interactive dynamics between the socio-scholars actors (teachers and students) from a mixed secondary school at the east of Guadalajara, Jalisco. Aggressive attitudes and behaviors present in the educational centre are described and classified, like the manifestation of scholar violence. Gestures and mimics, speaking and conversation, tone and voice timbre, particular linguistic style and physical contact are observed from the socio-scholar actors from the tools and methodological techniques like: direct observation of students in the educational centre, diary field register and applied interviews to teachers and the school sub-director. As a result, scholar violence classification was obtained: a) physical, b) verbal, c) psychological. Scholar violence is a way of daily expression, the constant is to address the other with offenses, bad words; however it is considered that violence is moderated, like a learnt way to solve conflicts.

Keywords: scholar violence, secondary education.

La violencia escolar, se describe como las formas reiteradas de acoso, agresión. Lo que se vive al interior de la escuela en términos de violencia (entre pares) es un problema que ha cobrado interés general; no sólo en el ámbito educativo.

Hablar de esta problemática es remitirnos a un fenómeno que va cobrando mayor fuerza cada vez en nuestro país, donde Jalisco no es la excepción. La percepción generalizada de la población es que la violencia en los planteles educativos va en aumento y afecta cada vez más a nuestros propios hijos, quienes son susceptibles del problema en cualquiera de sus modalidades: física, psicológica o verbal y en donde participan ya sea como agresores, víctimas o espectadores.

Actualmente el tema se escucha en todos los estratos sociales y educativos. La radio, la televisión, el internet y la prensa escrita, dan a conocer cotidianamente los eventos agresivos que ocurren al interior de las escuelas y aún fuera de ellas, así como aseguran que las principales formas de violencia son la verbal y la física:

Las agresiones verbales y físicas son las principales formas de violencia que se registran en las primarias y secundarias de los municipios de Colotlán y Mezquitic. De acuerdo con una investigación del Centro Universitario del Norte (CUNorte), de la Universidad de Guadalajara. http://www.udg.mx/noticias/violencia-escolar-es-m-s-fuerte-norte-jalisco... (González, de diciembre de 2011, UdeG).

Si nos remitimos a las investigaciones que se han realizado en torno a ella, encontramos que no es un fenómeno nuevo, sino que se ha reproducido de generación en generación.

Con el trabajo realizado en una escuela secundaria ubicada al oriente de Guadalajara, Jalisco de nivel socioeconómico medio, cuyos alumnos oscilan entre los doce y quince años. Las instalaciones de esta escuela son pequeñas, cuentan con dos edificios de dos pisos cada uno. En uno de ellos se encuentran las áreas administrativas como dirección, subdirección, secretariado, así como laboratorios de ciencias naturales y cómputo en la planta baja. El otro edificio son las aulas y una pequeña biblioteca. El patio se utiliza como canchas de básquetbol y voleibol.

El trabajo de observación y de entrevistas en la escuela, permitió obtener resultados que dan cuenta del punto de vista de los docentes y el subdirector, entre los que mencionan que hay tres tipos de violencia escolar: física, verbal y psicológica. Pero la más frecuente parece ser la violencia verbal, debido a que para las agresiones físicas los estudiantes tienen mucho más cuidado de hacerlo cuando no son observados por las autoridades escolares (docente, prefectos y directivos) e incluso, se ponen de acuerdo para hacerlo a los alrededores de la escuela; a la salida de clases, lo que indica que la violencia física se da más de manera extraescolar y esto lo podemos corroborar en la entrevista al subdirector de la escuela que menciona lo siguiente:

E: En particular ¿qué acciones agresivas observa que se realizan con más frecuencia?

S: Pues, yo creo que lo más son gritos, ofensas, apodos, en algunas ocasiones golpes. Aunque aquí en la escuela casi no he visto que se golpeen, si sé que a la salida se dan a veces encuentros de ese tipo (entrevista, 19 de abril del 2012).

Durante el proceso de observación que se realizó por dos horas y media en la institución (en el receso de veinte minutos y dos horas el salón de clase), se identificaron algunas de las conductas violentas por género y frecuencia que se producen durante la interacción entre pares:

En las escaleras de uno de los edificios se encuentran dos alumnos pateando un bote de basura grande, como contenedores de plástico de color azul. Es una pareja, una niña y un niño. El alumno lo avienta más fuerte y corre al segundo piso ya que golpeó a la niña y ésta sube corriendo tras él, gritándole que se pare. Después de esto ya no alcanzo a ver qué hacen (observación, 8 de marzo de 2012).

Pasan dos alumnos frente al prefecto y van empujándose y parece que es jugueteo ya que están riéndose, uno le da un manotazo al otro y éste se lo regresa y le propina una patada. El prefecto hace ademanes como de llamada de atención, no se alcanza a escuchar que les dice pero su expresión es de regaño, mientras los niños agachan la cabeza y se miran uno al otro de forma juguetona como de complicidad. Se retiran riéndose y siguen jugando (observación, 8 de marzo 2012).

De estas observaciones se deduce que las conductas agresivas que se producen en la escuela son:

·Gritos

· Amenazas

·Ofensas verbales

·Golpes

··Indisciplinas dentro del salón de clases

·Agresión al mobiliario

Otro dato importante que se rescata, es la participación que actualmente tiene el sexo femenino en la violencia escolar, en donde se observa como las mujeres intervienen e incluso provocan los episodios agresivos no sólo con su género sino con los del sexo masculino, como lo manifiesta el subdirector del plantel al cuestionarle ¿quiénes ejercen más violencia, los hombres o las mujeres? Éste menciona que:

Pues ya en estas fechas prácticamente son las mismas. Los dos tanto hombres como mujeres provocan peleas y participan en ellas y manipulan a sus compañeros para conseguir lo que quieren. También podemos decir que son indisciplinadas y no cumplen con las tareas (entrevista, 19 de abril 2012).

Para sustentar lo anterior, se presenta el siguiente cuadro, en el que se registraron las conductas agresivas que se gestan en el plantel educativo ―durante el receso y aún  en el interior del salón de clases mientras el docente esta distraído―, así como las áreas y frecuencias con se llevan a cabo dichas acciones. Se puede observar que la mayor proporción de acciones violentas se da en el patio y en las escaleras, después le sigue en número de frecuencia el aula y el pasillo mediante gritos y ofensas verbales.

Participación de alumnos y alumnas en conductas agresivas o violentas

Conductas agresivas

Hombres

Mujeres

Área

Frecuencia

Gritos

1

1

Aula

2

Amenazas

0

1

Pasillo

1

Ofensas  verbales

0

2

Pasillo

2

Golpes

2

1

Escaleras, patio

3

Indisciplinas en el salón de clases

1

2

Aula

2

Agresión a muebles

1

1

Patio

1

 

En este mismo sentido, también se determinó que existen ciertas condiciones que influyen, estimulan o provocan estas conductas entre los estudiantes: la falta del docente en el grupo, los docentes permisivos y el lugar de convivencia de los alumnos como el aula, el patio y baños, cafetería y laboratorio. Dichas condiciones son una fuente de influencia para los estudiantes, en el que desarrollan actitudes y reproducen los mecanismos que fomentan la cultura de la violencia. Sin embargo, el hecho de que estas acciones se den el plantel, no significa que nazcan ahí, según manifiesta el subdirector, quien asegura que la familia es un factor importante para que los jóvenes se conduzcan de la forma en que lo hacen, a continuación se presenta parte de la entrevista en donde él asegura que el entorno familiar es donde se adquieren las primeras experiencias violentas, debido a la falta de valores en casa:

S: Principalmente uno de los factores primordiales es la desintegración familiar, porque si no hay integración en la familia, nuestros hijos vienen y explotan dentro del plantel educativo, ahí explota la violencia escolar. Si no los dejamos aquí, van y buscan al exterior, con los mismos compañeros de este plantel, entonces es ahí donde se forma el zafarrancho que ocasiona dar un espectáculo ante la comunidad que nos rodea este plantel y nos señala y mucha gente dice: esa es la formación que reciben en esta escuela, pero yo creo que primeramente la formación la recibimos en el hogar.

E: Entonces, ¿considera que la violencia viene de casa?

S: Claro, eso es lo que estoy diciendo que viene de casa la violencia, por la falta de formación de padres y la falta de valores y la falta de responsabilidad de los padres para poder formar a los hijos (entrevista, 19 de abril del 2012).

Con las declaraciones anteriores se deduce que el problema de la violencia en la escuela es multicausal, en donde son varios los agentes determinantes como son: la familia, la escuela, el grupo de amigos e inclusive los medios de comunicación. Por ello, es importante que todos los involucrados participemos con nuestras acciones de acuerdo a nuestras posibilidades para coadyuvar en la resolución del problema que nos aqueja.

Cabe hacer mención que en ocasiones, la violencia escolar se encuadra en un ambiente de camaradería, en donde la forma de interacción agresiva entre los estudiantes está legitimada y considerada como parte de su relación cotidiana, y otras como incidentes repetidos en un periodo de tiempo y lugar determinado como es el receso y los pasillos o el patio, así lo manifiesta la maestra de Ética cuando menciona que:

Muchas de las acciones que los alumnos realizan tienen que ver más que con violencia, con formas de comunicarse entre ellos, de adaptarse para estar juntos, de liderarse, y eso siempre se presenta en los grupos de adolescentes y además agrega que: establecen juegos más fuertes entre ellos, pero no como violencia, tratan de comunicarse jugando, aunque a veces las bromas o burlas verbales, o algunas palabras altisonantes que se dicen pueden ser agresivas, no violentas (entrevista, 19 de abril del 2012).

En este sentido, la violencia o contactos físicos que se presentan al interior del plantel, no llegan a golpes o peleas concretas, sino que quedan en sucesos como roces entre los alumnos, en donde uno de ellos queda como líder ante determinada situación, como se puede observar en el evento que tuvo lugar en el plantel y que se describe a continuación:

En la escalera, una alumna de tez blanca, cabello castaño oscuro lacio, va gritando junto con otra alumna morena y de la misma estatura. Junto a ellas pasa otra estudiante de cabello más oscuro, gordita y le roza el brazo al parecer de manera accidental, a lo que la primera reacciona con un empujón y le dice: “fíjate pendeja”, quedándose parada frente a ella como en espera de una respuesta. La alumna agredida no contesta nada y sigue su camino corriendo, gritándole a una de sus compañeras que la espere (Observación, 8 de marzo de 2012).

El subdirector del plantel expone su idea de que las conductas que presentan los alumnos son de carácter físico y verbal.

E: En particular ¿qué acciones usted observa que más realizan?

S: Pues, yo creo que lo más son gritos, ofensas, apodos, en algunas ocasiones golpes. Aunque aquí en la escuela casi no he visto que se golpeen, si sé que a la salida se dan a veces encuentros de ese tipo.

Menciona también “la importancia que tiene el factor familiar en el proceso de educación en valores de los hijos ya que la ausencia de éstos ha generado adolescentes que no respetan jerarquías, no tienen límites y reproducen la violencia y las costumbres que viven en su casa”.

Las características que identifican los maestros en los alumnos con problemas de agresión “son Inquietos, desobedientes, provocativos, contestones, faltan al respeto y no aplican los valores” (entrevista, 19 de abril de 2012)

Es importante destacar que el subdirector considera que un factor determinante para que se presente la violencia escolar, es la relación intrafamiliar de los estudiantes, es decir, no acepta que en el plantel escolar se fomente o se establezcan condiciones para esta problemática. Descartan la idea que los docentes, prefectos o directivos influyan en la reproducción de la violencia escolar.

En este sentido, la reproducción de la violencia escolar, esta sustentada en la Teoría de la Reproducción social y cultural de Bordieu en donde se analizan básicamente dos problemas que preocupan actualmente a la sociedad en general: la pérdida de valores en la educación y la violencia que se vive día a día dentro de los planteles escolares, considerando a la institución escolar como la principal reproductora de la violencia, explica y justifica los mecanismos de la educación para conservar el orden social y muestra que la conducta ocupa un lugar preponderante para entender las relaciones  sociales, Bordieu (1981). Con ello expone el proceso de transmisión de los bienes culturales y simbólicos (hábitos). Pone vínculos que se establecen entre los agentes  que forman los campos  de la sociedad (emisor-receptor), que en este caso son el agresor y la víctima. Además permite dilucidar los nexos que existen entre dichos agentes y las instituciones.

A manera de conclusión

Como se puede observar, actualmente las interacciones entre los estudiantes se dan en este contexto de familiaridad, de camaradería, como una forma de expresarse cotidianamente en donde la constante es dirigirse al otro con palabras altisonantes e incluso ofensivas y que para ellos son parte de su forma de relacionarse con los demás. La violencia es moderada entre alumnos, con los profesores, existen desobediencia y conductas antisociales, pero éstas motivan de cualquier manera la intervención de la población educativa en general.

Los docentes tienen muy claro la violencia que se vive al interior del plantel y que ésta es de carácter verbal más que físico. Reflexionando sobre el tema expuesto, se puede concluir que la manifestación de violencia se da de forma indistinta entre mujeres y hombres y que el factor familiar es prioritario para encausar a los jóvenes en la aprehensión y aplicación de valores.

Otra conclusión importante es que, en la comunidad educativa estudiada, la violencia es una forma aprendida para resolver conflictos, de manera que la acción educativa debe tender a generara habilidades para fortalecer la empatía, la amistad, el aprendizaje cooperativo, la motivación para el estudio y desde luego habilidades para la generación de respuestas no conflictivas. El docente en su ámbito tiene la posibilidad de detectar y de prevenir situaciones de riesgo para la salud física y psicológica de los alumnos, pudiendo relacionarse con el niño y su familia, favoreciendo así una mejor inserción escolar.

Referencias Bibliográficas

Bordieu, P. & Passeron, J. C. (1981). La reproducción. España: Editorial Laia.

Domenach, J. M. et al. (1981). La violencia y sus causas. UNESCO pág. 36.

http://www.udg.mx/noticias/violencia-escolar-es-m-s-fuerte-norte-jalisco...

Anexos:

Anexo 1

Categoría: Actitudes de Autoridades

ACTITUDES DE AUTORIDADES ESCOLARES FRENTE A LAS CONDUCTAS VIOLENTAS DE ALUMNOS (DOCENTES Y PREFECTOS)

Actitud

Docente

Prefecto

Área

Indiferencia

1

1

Laboratorio, aula, patio

Amenaza

1

0

Laboratorio

Regaño

1

1

Laboratorio, patio

 

Anexo 2

Categoría: Características de alumnos con conductas agresivas

a.     Inquietos

b.     Desobedientes

c.     Provocativos

d.     Contestones

e.     Falta de respeto

f.      Falta de valores

 

 

Compatir